Hoy en día gracias a la facilidad de encontrar un equipamiento adecuado a un bajo coste y que es una actividad que no requiere mucha inversión en un principio, el running ha ido cogiendo fama y cada vez más adeptos, seguro que todos tenemos a alguien en nuestro grupo de amigos que lo practica.
Sin embargo aunque sea fácil y relativamente barato casi nadie lo practica como se debe, porque salir a correr no es solo ponerse unas zapatillas, una camiseta transpirable y lanzarse a la calle. Como cualquier actividad física, necesita un calentamiento, un parte central de trabajo, una vuelta a la calma y quizás unos estiramientos. Pero el cuerpo necesita una preparación para poder realizar la actividad de forma correcta y prevenir las lesiones.
Por ejemplo, ¿sabías que para correr sería beneficioso trabajar la musculatura intrínseca del pie?, ¿que el trabajo de la faja abdominal es importantísimo para evitar lesiones a nivel lumbar?
Normalmente no se tiene en cuenta y la verdad es que una parte fundamental, entre otras muchas.
Hoy os quiero hablar de cómo la gimnasia abdominal hipopresiva nos puede ayudar en mejorar nuestra carrera.
Os he hablado mil veces que correr no es un deporte muy beneficioso para el suelo pélvico, pero que si os gusta correr no dejéis de hacerlo (a no ser que el problema de suelo pélvico sea muy grave), simplemente haced unos 15 minutos de hipopresivos después para combatir tanto rebote visceral sobre nuestra musculatura. Esto es a nivel preventivo y en caso de lesión previa de suelo pélvico. Pero realizar hipopresivos de forma continua nos puede ayudar en muchos aspectos en la carrera a parte de los ya mencionados.
Por ejemplo:
En la práctica de hipopresivos se trabaja directamente sobre la faja abdominal, concretamente sobre transverso del abdomen. Mantener una faja abdominal potente nos ayuda en la carrera a no tener problemas a nivel lumbar, gracias a él las fuerzas se transfieren de forma adecuada y se reducen los impactos sobre la columna lumbar que se generan en cada paso. Dato curioso, ¿sabes que cada golpe de talón realizado durante la carrera se refleja a nivel lumbar como tu peso multiplicado por cuatro? Mejor tener una buena faja abdominal, ¿no crees?
A nivel respiratorio el trabajo hipopresivo es muy importante, gracias a él generamos buenos patrones respiratorios y aumenta la capacidad pulmonar por lo que el rendimiento en la carrera también se verá beneficiado.
El trabajo postural que se realiza durante los hipopresivos también es muy importante para la carrera ya que fortalecemos musculatura profunda que es difícil de conseguir en otras disciplinas. Está musculatura profunda tiene un importante papel pare el mantenimiento de la postura y si no tenemos una buena postura acabaremos corriendo de cualquier manera y lesionandonos a cualquier nivel, porque las lesiones de la carrera no solo se hacen en el tren inferior.
Y lo que ya sabéis de otros post, nuestro suelo pélvico se verá beneficiado, después de tanto impacto, imaginaros si corréis durante 40 minutos la de rebotes que se lleva el suelo pélvico…, con los hipopresivos se realiza un movimiento de ascenso visceral que si bien no es duradero si es beneficioso para quitar sobre carga y dejar que el suelo pélvico trabaje.
Por todo ésto, nosotros os recomendamos tomar un tiempo y una preparación adecuada para que vuestra práctica sea lo más beneficiosa e integradora posible.
Si estás interesado en saber más… síguenos en las redes, pues en enero llevaremos a cabo un taller sobre ésto y empezarán nuestros grupos de yoga e hipopresivos para corredores!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *