La bronquiolitis es una infección aguda de la vía aérea inferior. Se trata de una infección normalmente viral (más común el VRS, virus respiratorio sincitial) y asociada a ciertas estaciones del año, suele ir de octubre a marzo y afecta especialmente a los niños menores de dos años.
Los síntomas más comunes suelen ser idénticos al catarro nasal (tos, fiebre que no suele superar los 38.5, congestión nasal) y se complica rápidamente con respiración difícil y rápida, tos seca y repetitiva. La causa de dicha complicación es que la infección llega a los bronquiolos que anatómicamente son muy estrechos en los lactantes y tiende a taponarse.
La obstrucción se debe a la inflamación que aumenta el volumen de las paredes y al acumulo de mocos.
A pesar de que los síntomas son en algunos casos impresionantes, la bronquiolitis es una enfermedad benigna que evoluciona de 3 a 5 días aunque la tos pueda persistir.
Aunque la mayoría de los pediatras prescriben reposo y lavados de nariz, cada vez son más los pediatras que recomiendan el tratamiento con fisioterapia respiratoria. Además de trabajar con los padres las técnicas más evolucionadas de limpieza nasal y valoración de síntomas, los fisioterapeutas respiratorios pueden realizar una técnica de aceleración del flujo respiratorio para ayudar a salir el moco acumulado, mejorar síntomas y en muchos casos evitar recaídas.
Los lactantes y los niños no tienen la capacidad de expulsa el moco por sí solos y es necesario movilizar las secreciones espesas y adheridas para ayudarlos a expectorar el moco. De ésta forma, el fisioterapeuta realiza un presión sobre la caja torácica del peque, que es muy flexible al mismo tiempo que el bebe expulsa el aire. Se trata de una técnica más impresionante que invasiva para el bebé, puesto que no suele gustarles mucho ser manipulados por un extraño que además maneja su cuerpo, pero que no sólo no les causa dolor sino que mejora su calidad de sueño y alimentación.
Es importante elegir un profesional debidamente especializado y formado que además trate con empatía y respeto al peque, explicando paso a paso a los padres las maniobras que va a emplear y el efecto que buscan.
En Al-Alma contamos con profesionales con la mejor formación y dilatada experiencia que pueden aliviar los síntomas de los más pequeños y evitar recaídas innecesarias.
Además, conscientes del desembolso económico que requiere el tratamiento prolongado de peques con dolencias mayores, ponemos a tu disposición descuentos y bonos más económicos para tratamientos de éste tipo. Poniéndolo a tu alcance.
Pide cita o ven a conocernos para más información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *